Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

Toda la búsqueda de casa, financiamiento y negociaciones culminan en un paso final – el cierre. Si fuiste pre-aprobado y ahorraste lo suficiente para manejar los costos extra, el cierre del trato es solo cuestión de firmar todos los papeles.

Cierra el Trato

El Contrato
Una vez que encontraste una casa, hiciste una oferta y el vendedor la aceptó, el agente del vendedor prepara un contrato especificando los términos y una fecha para el cierre. Cuando firmas el contrato, oficialmente estás de acuerdo en comprar la casa. Pídele a un abogado de bienes raíces o al agente inmobiliario que te representa, que revisen el contrato. Hay muchos detalles que pueden hacer diferencia entre un buen acuerdo y un acuerdo malo. Un profesionista experimentado te puede ayudar a asegurarte que tu acuerdo es bueno.

Depósito de Buena Fe
Cuando haces una oferta por una casa, tienes que dar un depósito de buena fe. Esto es para disuadirte poner ofertas en muchas casas diferentes con el interés de comprar sólo una. Por lo general, el depósito de buena fe es de varios miles de dólares. Si el acuerdo fracasa, te regresan el depósito a menos que hayas violado el contrato. Si el acuerdo se ejecuta, el depósito se incluye en tu pago de enganche y en tu parte de los costos de cierre.

Contingencias
El contrato casi siempre especifica contingencias. Esto significa que el contrato es válido solo si se cumplen ciertos requisitos. Por ejemplo, si el financiamiento fracasa no estás obligado a comprar la casa. Las contingencias también cubren la inspección de la casa, inspección de termitas, búsqueda de título y varios otros procesos cuyos resultados pueden anular el acuerdo.

Inspección
No olvides la inspección de la casa. Es una de las partes más importantes del proceso de compra de casa y es importante que estés presente y preparado a hacer preguntas. Hay muchos problemas grandes con una casa que no pueden ser detectado por alguien no entrenado. Un inspector de casas hace una revisión de la casa entera para estar seguro que no haya problemas, que pudieran afectar el valor de la casa o causar grandes problemas en el futuro. Los tipos de inspecciones de casas incluyen casa en general, plagas, electricidad, pintura con plomo, calefacción, aire acondicionado, cimientos, drenaje o seguridad del sistema séptico, tuberías y sistemas de agua, y otras cosas. Si el inspector descubre cualquier problema que no había sido revelado antes del firmar el contrato de ventas, puedes usar la contingencia de inspección para salirte del acuerdo o para renegociar el precio.

Requisitos para el Cierre
Un agente maneja la mayoría del proceso de cierre. De antemano te dan un estimado de los costos y cuotas del cierre. Antes que puedas cerrar el trato, vas a necesitar lo siguiente:

  • Búsqueda de Título – Esto asegura que el vendedor es claramente el dueño de la casa y de que no haya ningún embargo o derecho de retención en contra de la casa.
  • Seguro de Título – Cubre los costos asociados en caso de que existan problemas con la propiedad legal, incluyendo fraude o falsificación.
  • Agrimensura – En algunas partes, se emplea a un agrimensor o topógrafo para asegurarse que las dimensiones del lote son exactas.
  • Seguro de Dueños de Casa – Como la casa es colateral en el préstamo, el prestamista no te va a otorgar un préstamo a menos que tengas un seguro contra incendios y accidentes. Si tienes seguro de autos, pregúntale a tu agente por el costo de seguros de casas. A menudo, las compañías de seguros ofrecen mejores precios si tienes más de un tipo de pólizas con ellos.

Costos del Cierre
Las cuotas para el cierre del trato de tu casa pueden sumar miles de dólares. Antes de firmar el contrato, ve si el vendedor estaría de acuerdo en pagar más de los costos de cierre. Quizá no lo haga pero no pierdes nada en preguntar. A lo mejor puedes llegar a un arreglo que es beneficioso a ambas partes.

Compartir