Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

Puede ser una tentación saltar a conclusiones en la búsqueda de cuidado para las personas de edad avanzada. Antes de decidir en la ayuda para un pariente de edad avanzada, es necesario tener un entendimiento comprensivo de la condición financiera, mental y física de la persona para escoger el nivel apropiado del cuidado para la situación. Recuerda que muchos hospitales y asilos de ancianos ofrecen servicios de asesoramiento gratuitos para ayudarte a evaluar los próximos pasos para tu ser querido. También puedes contratar a un [asesor financiero] para ayudar con este proceso.

Evalúe su Situación

Factores a Considerar

  • Seguridad – ¿Puede tu pariente preparar la comida diaria? Si se enferma o se siente mal, ¿hay un acceso fácil a asistencia médica? ¿Es fácil moverse dentro de la casa sin asistencia? ¿Vas a poner su seguridad en riesgo si lo dejas sólo?
  • Salud Física – ¿Es tu ser querido enfermo terminal? ¿Afecta su salud a su vida diaria? El mejor recurso para evaluar el bienestar es un profesionista del ámbito médico.
  • Situación Financiera – ¿Tiene el individuo ahorros, ya sean fondos de jubilación o inversiones, que se pueden usar en su cuidado? ¿Tiene el individuo seguro preexistente que puede cubrir todo o una parte de los servicios necesarios?
  • Situación de Vida – ¿Estás viviendo con tu pariente, planeas tenerlos contigo o consideras mudarlos a una instalación de vida asistida? Considera las dos cosas, las necesidades tuyas y las de tu pariente, antes de cambiar los arreglos de vivienda. Si decides ser el cuidador de tu ser querido, asegúrate que estás preparado financieramente – para el bienestar de todos.

Escoge las Opciones de Cuidado y Pago
El cuidado a largo plazo, un rango de servicios que satisfacen las necesidades de cuidado personal, puede ser uno (o una combinación) de tres diferentes niveles de asistencia personal:

  • Cuidado Experto – El cuidado de 24/7 de una enfermera registrada bajo la supervisión cuidadosa de un médico.
  • Cuidado Intermedio – El cuidado ocasional de enfermería y rehabilitación bajo la supervisión del personal médico.
  • Cuidado de Custodia – El cuidado básico que cubre las necesidades diarias no médicas.

Hay tres formas principales para financiar el cuidado de personas de edad avanzada: el seguro del gobierno (Medicare/Medicaid), el seguro de cuidado a largo plazo y fondos personales. Aprende más acerca del financiamiento del cuidado .

El decidir cuáles opciones mejor se ajustan al individuo puede ser un proceso emocionalmente fatigoso y muchas veces se complica por factores fuera de tu control. Recuerda que la mejor manera de abordar la toma de esta decisión es creando un entendimiento claro de las necesidades de la persona y el cuidado que proporciona cada opción. También se puede necesitar el chequeo de los documentos legales del individuo si la persona no puede tomar decisiones por si misma.

Compartir