Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EEUU, 70 porciento de los que son mayores de 65 años de edad necesitarán alguna forma de cuidado a largo plazo, que no está cubierto por el seguro regular de salud. Las pólizas de seguro de cuidado a largo plazo pagan una cantidad diaria por un cierto período de tiempo predeterminado, que puede ser desde dos a seis años o por el resto de la vida.

Seguro de Cuidado a Largo Plazo

Elegibilidad para Seguro de Cuidado a Largo Plazo
Muchas compañías de seguro tienen el derecho a negar tu solicitud para el seguro de cuidado a largo plazo si respondes afirmativamente a cualquiera de lo siguiente:

  • Usa actualmente servicios de cuidado a largo plazo
  • Ya necesita ayuda con una o más de las seis actividades básicas de la vida diaria (ADL por sus siglas en inglés); comer, bañarse, vestirse, ir al baño, transferencia y continencia
  • Tiene SIDA o un complejo relacionado con el SIDA
  • Tiene la enfermedad alzheimer, una forma de demencia, u otra disfunción cognitiva
  • Tiene una enfermedad neurológica progresiva, como esclerosis múltiple o la enfermedad de Parkinson
  • Tuvo un ataque en los últimos 1-2 años o tiene una historia de ataques.
  • Tiene una forma de cáncer que se ha diseminado más allá de su sitio original

El Costo del Seguro de Cuidado a Largo Plazo
El seguro de cuidado a largo plazo se puede comprar de una compañía de seguros o por un agente, y algunos empleadores ofrecen una cobertura que se puede comprar del proveedor de seguros de la empresa con una tarifa de grupo.

El costo de pólizas de cuidado a largo plazo están basadas en algunos factores claves:

  • Edad – La Cobertura cuesta menos entre más joven seas cuando compras la póliza.
  • Género – En general las mujeres pagan más porque típicamente viven más años por lo que es más probable que hagan una reclamación de seguro de cuidado a largo plazo.
  • Estado Civil – Las primas son menores para una pareja que para las personas solteras.
  • Subsidio Diario – El monto máximo en dólares que una póliza pagará por día.
  • Término de la Póliza – El número máximo de días o años que pagará una póliza.

Ten en cuenta que los costos de las primas pueden subir después de comprar una póliza. Los precios no están garantizados.

Como los beneficios de las pólizas del seguro de cuidado a largo plazo varían, vale la pena comparar pólizas para hallar la póliza que se ajuste mejor a tus necesidades y a tu presupuesto. Puedes saber cuáles compañías de seguro ofrecen cobertura de cuidado a largo plazo en tu estado contactando al Departamento de Seguros de tu estado.

Recibir Beneficios de Cuidado a Largo Plazo
Tener una póliza de seguro de cuidado a largo plazo significa estar preparado para recibir ayuda con las necesidades de cuidado personal que pueden suceder con el envejecimiento, pero es posible que algunos servicios no estén cubiertos. Así como tienes que calificar para comprar seguro de cuidado a largo plazo, también tienes que calificar para recibir los pagos de tu póliza.

Elegibilidad para Recibir Beneficios de Cuidado a Largo Plazo
Elegibilidad para recibir beneficios de cuidado a largo plazo es un proceso de dos fases:

  1. Criterio de Beneficio – Una compañía de seguros evaluará tu estado físico y salud para determinar si necesitas recibir beneficios. Con la mayoría de las pólizas calificass a recibir beneficios si necesitas ayuda con una o más de las seis ADLs, o al inicio de un deterioro cognitivo.
  2. Período de Eliminación – Si el criterio se confirma y has recibido un Plan de Cuidado aprobado por tu compañía de seguro, vas a tener que esperar 30, 60 o 90 días antes de empezar a recibir pagos para los servicios de cuidado a largo plazo. El período de eliminación también es un factor para determinar el costo de tu seguro de cuidado a largo plazo. Un período más largo te costará menos que un período más corto.

Compartir