Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

Una vez que termina la boda, comienza la rutina de la vida cotidiana. Aparte de la división de responsabilidades domésticas, la pareja necesitará determinar quién va a pagar las facturas, rastrear inversiones, revisar los estados del banco y más.

Su Vida Financiera Juntos

Hay unas cosas financieras y otras relacionadas con los bienes que la pareja recién casada debe considerar.

Desarrollar un Presupuesto
El matrimonio marca una momento importante para sentarse y crear un plan para los gastos y ahorros que reflejen tu nueva situación financiera.

Si decides tener hijos, tu situación financiera cambia drásticamente. Ahora más que nunca es importante preparar, mantener y seguir un presupuesto. Un presupuesto bien pensado/calculado será tu herramienta más valiosa para manejar el dinero familiar.

Si ya tienes un presupuesto, necesitas revisarlo para ajustarlo a la nueva situación familiar. En vez de tirar el presupuesto anterior, utilízalo como un punto de partida para el nuevo presupuesto revisando cado gasto y determinando si va a cambiar con la adición de tus hijos. Si no tienes un presupuesto, esta es una buena oportunidad para crear uno.

Empieza descargando esta Trabajo de Presupuesto o jugando con esta calculadora de Recalcula tu Presupuesto.

Revisa tus Beneficiarios
Revisa cada una de tus cuentas — incluyendo tus planes de jubilación y el seguro — para asegurarte de que los beneficiarios enumerados siguen siendo válidos. Si quieres que tu esposo/a o tus hijos reciban los fondos de tus cuentas en el evento de tu muerte, nómbralos como beneficiarios.

Revisa tu Seguro
Un vez que estés casado, es importante sentarse a revisar las planes de seguro médico, de vida y de auto, tanto los tuyos como los de tu esposo/a. Determina si puedes ahorrar dinero participando en un plan familiar que puede ofrecer mejor tasas y cobertura.

Cambiar tu Nombre
Si decides cambiar tu nombre al casarte – al nombre de tu esposo/a o a uno con guión – es importante que notifiques a ciertas organizaciones del cambio. Debes contactar a la Administración del Seguro Social inmediatamente para asegurarte que tu cuenta de jubilación se acredita correctamente y también para pedir una nueva tarjeta de Seguro Social. Hay que cambiar tu nombre en todos los documentos y cuentas, incluyendo tu licencia de manejar, la tarjeta de identificación del estado y en tu pasaporte.

Acuerdos Prenupciales
Un acuerdo prenupcial delinea como se dividen los activos en el evento de la terminación del matrimonio. Alguna gente considera a los acuerdos prenupciales no románticos o que representan una falta de fe, pero pueden ofrecer seguridad para los dos y establecen expectativas en caso de eventos inesperados.

Es buena idea tener un acuerdo prenupcial si cualquiera de la pareja tiene lo siguiente:

  • Riquezas que quieren mantener
  • Hijos de otro matrimonio o relación
  • Propiedad o ser dueño de una compañía
  • Una herencia esperada u otros bienes
  • Obligaciones financieras familiares que cumplir
  • Un ingreso mucho más alto que la otra pareja

Acuerdos Postnupciales
Si ya estas casado, quizá quieras tener un acuerdo postnupcial por las mismas razones que la pareja firma un acuerdo prenupcial. En algunos casos, por ejemplo cuando uno de los dos forma una asociación de negocios con otro individuo, sería bueno considerar un acuerdo postnupcial como un contrato importante. Si es el segundo matrimonio, la pareja querrá proteger a los hijos del matrimonio anterior para asegurarse que sean incluidos en cualquier distribución de activos.

Compartir