Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

La muerte de un(a) esposo(a) es devastadora. Durante estos tiempos tan difíciles y emocionales, hasta solo pagar las facturas puede parecer abrumador – pero es importante llevar a cabo los deseos financieros del fallecido y asegurarse de que el sobreviviente esté protegido financieramente.

La Muerte del Esposo[a]

Papeleo
Juntar y ordenar los papeles apropiados es el primer paso para resolver los asuntos de tu cónyuge. Comienza con los siguientes:

  • El Testamento del Fallecido – Consulta con un abogado para revisar el testamento, o si no lo hay, discute los siguientes pasos a seguir.
  • Certificado de Muerte – El certificado de muerte va a ser necesario para muchos procedimientos financieros con los que te vas a encontrar. Pide varias copias al director de la funeraria o al departamento de salud del condado.
  • Lista Completa de todas las Propiedades – Vas a necesitar una lista de bienes raíces, acciones, bonos, cuentas de ahorros y propiedad personal.
  • Pólizas de Seguros – Estas te ayudan para determinar si tienes derecho a cualquier beneficio.
  • Certificado de Matrimonio – Si no puedes encontrar el certificado de matrimonio original, por lo general puedes obtener una copia en el palacio de justicia del condado en donde te casaste.
  • Certificados de Nacimiento de los Hijos Dependientes – Las copias de los certificados de nacimiento de tus hijos dependientes están disponibles en las oficinas de salud pública del condado en donde nacieron los hijos.
  • Certificado de Dado de Alta del Ejército – Si tu cónyuge estuvo en el ejército, puede que necesites su certificado de dado de alta para recaudar beneficios.

Es posible que muchos de los documentos que necesitas estén en una caja fuerte en el banco. Si puedes abrir esta caja antes de la muerte de tu esposo(a), recoge todo su contenido. Algunos de los estados sellan estas cajas fuertes cuando ocurren una muerte, aún cuando la caja esta registrada a nombre de los dos. Si tu esposo(a) ya ha muerto y la caja está sellada, consulta con tu abogado para obtener permiso de la corte para tener acceso a la caja.

Pon tus Finanzas en Orden
Si recibes un beneficio por seguro de vida, ahorra ese dinero. Inviértelo en una cuenta que de intereses, como en una cuenta de ahorros o en un fondo del mercado monetario. Revisa tu seguro de salud en caso de que hayan estado bajo cobertura en un plan conjunto. Llama a tu aseguradora o a la compañía de tu esposo(a) si tenías cobertura bajo su plan de seguros del trabajo para saber si todavía tienes cobertura y por cuanto tiempo más. Si ya no tienes cobertura, busca un nuevo plan para salud lo más pronto posible.

Usa los documentos que juntaste para reclamar lo siguiente:

  • Beneficios por Seguro de Vida – Es casi seguro que la compañía le pague directamente al beneficiario registrado ya sea en una suma total, pagos fijos o como pagos de intereses sobre una cantidad mayor. Puede tomar varias semanas antes de recibir los pagos. Si tu esposo(a) está registrado como el beneficiario en tu póliza de seguro de vida o en tus planes para la jubilación, pon ahora a otra persona como beneficiario.
  • Seguro Social – Los esposos sobrevivientes o viudos son elegibles para recibir un pago por muerte de $255 para ayudar a pagar los costos del funeral. También puede ser que seas elegible a beneficios de supervivencia, dependiendo de tu edad y de si tienes hijos dependientes.
  • Beneficios de Empleado – Es posible que tu esposo(a) haya tenido seguro de vida, un plan 401(k), pagos por vacaciones o por enfermedades y otros beneficios a los cuales tienes derecho. Ponte en contacto con el director de recursos humanos del lugar en que trabajaba y pide una lista de beneficios. Si trabajaba para una compañía grande, tu aún puedes ser elegible a recibir seguro de salud bajo la legislación COBRA durante 18 meses después de la muerte de tu cónyuge.
  • Beneficios para Veteranos – Si tu esposo(a) estuvo en el ejército, contacta al Departamento para Asuntos de Veteranos de los EEUU. Quizá seas elegible a gastos de entierro, dinero para el lugar de la tumba o una lápida, o beneficios por discapacidad si tu esposo(a) ya estaba recibiendo dichos pagos. Los veteranos también son elegibles a un entierro gratuito en un cementerio nacional.
  • Beneficios Diversos – Si tu esposo(a) pertenecía a una cooperativa de crédito, un sindicato, la Legión Americana, un grupo de graduados de la universidad, o a otras organizaciones, es posible que seas elegible a cobertura de seguros o a programas de asistencia.

Impuestos
Calcular los impuestos se puede tornar en algo complejo y difícil después de la muerte de un cónyuge, y es prudente consultar con un consejero profesional de impuestos. Sin embargo hay unas cuantas cosas básicas que deberías saber antes de comenzar.

Si los bienes del patrimonio exceden el límite fiscal, estás obligado a presentar una declaración de impuestos sobre el patrimonio dentro de un plazo de nueve meses. El patrimonio de tu esposo(a) no va a estar sujeto a impuestos de patrimonio si su valor neto es menor a la cantidad actual de exclusión en el año de la muerte. Los impuestos, que pueden ser de hasta el 50 por ciento, se deben pagar sobre la cantidad excedente a la cantidad de exclusión. También estás obligado a presentar declaraciones de impuestos anuales reportando cualquier ingreso generado por el patrimonio.

La Deducción Matrimonial Ilimitada te permite evitar por completo los impuestos sobre el patrimonio si tu esposo(a) te dejó todo en su testamento y si eres un ciudadano de los EE UU.

Debes presentar una declaración final de impuestos federales y estatales por tu esposo(a) sobre ingresos obtenidos ese año hasta la fecha de la muerte. Igual que con tu declaración, la fecha límite es el 15 de Abril. Puedes presentar una declaración conjunta siempre y cuando no te vuelvas a casar antes de finalizar el año en que murió. Si aún tienes hijos en casa, puedes usar las tasas tributarias conjuntas para calcular tus impuestos sobre los ingresos por dos años adicionales.

Re-evalúa tus Finanzas
Revisa tu testamento y haz los ajustes necesarios para reflejar tu nueva situación. Probablemente necesites cambiar quien va a heredar tus bienes y al igual quizá necesites decidir en un nuevo ejecutor. Cambia las cuentas y la propiedad que tenían a nombre de los dos a solo tu nombre, incluyendo tarjetas de crédito, escrituras, etc.

Compartir