Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

Puede tomar mucho tiempo en recuperarse financiera si te encuentras frente a una discapacidad inesperada. Aparte del impacto físico y emocional que esto acarrea, las heridas o la enfermedad puede causar estragos con tus finanzas. También pueden tener efectos a largo plazo en tu habilidad para triunfar en tu trabajo y ganar dinero. Tu empleador quizá ofrezca tiempo libre por enfermedad y unas pocas semanas de discapacidad a corto plazo. ¿Pero que pasa si después de esas aún no puedes trabajar?

Descapacidad

Te puedes proteger de los efectos financieros de estas situaciones con un seguro para discapacidad a largo plazo. La mayoría de las personas tienen seguro de autos, pero el 60 por ciento de los adultos que trabajan en los Estados Unidos no tienen cobertura para proteger su más valioso bien - la habilidad para ganarse la vida.

Tienes Cobertura?
Chequea con tu empleador para ver si tienes cobertura para discapacidad a largo plazo. Si la tienes, asegúrate en saber que tanta cobertura tienes. No esperes hasta que en realidad necesites esos beneficios para descubrir que hay lagunas en el seguro.

¿Están los pagos por Seguro Social incluidos en los cálculos de los beneficios? Es posible que tu póliza presuponga que vayas a recibir pagos por discapacidad del Seguro Social al determinar cuanto pagar en caso de un reclamo. Pero el Seguro Social solo paga beneficios si tu discapacidad dura más de 12 meses o termina en muerte. Hay un período de cinco meses antes de que puedas calificar y luego otro mes antes de recibir los beneficios. Si tienes cobertura para las primeras 12 semanas, existe la posibilidad de que pasen varios meses sin pagos.

Por lo general, vas a recibir beneficios durante el tiempo en que estés discapacitado. Pero hay algunas circunstancias que podrían hacer cambiar tu elegibilidad para beneficios por discapacidad. Por ejemplo, si decides reincorporarte a un trabajo y mantenerte por ti mismo de esa forma en vez de depender de los beneficios por discapacidad, puede que ya no recibas beneficios. O si te recuperas de la salud tal que ya no estás discapacitado, tus beneficios pueden ser re-evaluados para coberturas en el futuro. Si decides regresar a trabajar o si tu salud mejora, eres responsable de informar a la compañía de seguros.

Tu Póliza
Las pólizas varían considerablemente. Asegúrate en entender bien tu cobertura para prepararte con ello en mente. Si tus beneficios son limitados, debes ahorrar más en tu fondo de emergencias.

  • La Cantidad del Beneficio – El seguro para discapacidad solo paga el 60 por ciento de tus ingresos actuales. Está diseñado para cubrir tus gastos básicos sin ofrecer incentivos a la gente para que abusen del sistema. Si tu empleador paga tus primas como uno de los beneficios al empleado, los pagos que tu recibas por discapacidad estarán sujetos a impuestos. Si tu pagas tus primas, los pagos por discapacidad estarán libres de impuestos.
  • Duración de los Beneficios – Chequea por cuanto tiempo se van a pagar los beneficios. Algunas pólizas solo cubren dos años. Otras proporcionan beneficios de por vida. La mayoría lo hace por un período intermedio. Puedes reducir las primas reduciendo la duración de los beneficios.
  • Primas – La cantidad que tu o tu empleador pagan por la cobertura depende de un rango de factores, incluyendo tu edad, género, trabajo, sueldo, historia médica y estilo de vida.
  • No-cancelable – Si tu póliza es no-cancelable, tu empleador no puede cesar tu póliza o aumentar tus tasas a menos que deje de cubrir a toda tu clase laboral.
  • Garantizada Renovable – Tu empleador no puede cesar tu póliza a menos que deje de cubrir a toda tu clase laboral, pero el empleador puede aumentar tus tasas.
  • Ocupación Propia – Esta es una designación importante en tu póliza que determina lo que significa estar discapacitado. “Ocupación propia” quiere decir que estás discapacitado para desempeñar tu trabajo actual. “Cualquier ocupación” quiere decir que estás discapacitado cuando no puedes desempeñar cualquier trabajo.
  • Período de Eliminación – El período de eliminación es que tanto debes esperar después de la discapacidad para empezar a recibir beneficios. Todas las pólizas tienen un período de espera de al menos 30 días. De otra manera, si faltas al trabajo un día, tu empleador tendrá que pagarte por ese día. Pero otras pólizas tienen tiempos de espera mas largos antes de empezar a pagar – 60, 90 o aún 120 días. Entre más largo sea el período de eliminación, menores son las primas.

Compartir