Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

Los cambios a los que te enfrentas en tu vida laboral no siempre están bajo tu control, pero si pierdes tu trabajo en forma inesperada, vas a tener que tomar decisiones financieras mientras haces la transición a otro trabajo. Puedes mantener un sentido de seguridad financiera con la ayuda de tu empleador anterior, del estado, de tus hábitos de ahorro, y del banco para mantener intacto tu puntaje de crédito y minimizar el impacto a tus finanzas por la pérdida del trabajo.

Pérdida del Trabajo

Tu Empleador Anterior
Entérate de cuando expira tu cobertura de beneficios para la salud y de si puedes continuar a recibir cobertura de cualquiera de los planes de la compañía. También puede ser posible que recibas ingresos por días de vacaciones que no usaste.

Investiga por cuánto tiempo más puedes tener acceso a cuentas de gastos flexibles o a cuentas de ahorros para la salud, y si acaso se pueden transferir.

Negocia el mejor paquete de liquidación que puedas al salir. Pide cartas de referencias a aquellos con quien trabajaste, especialmente de tus supervisores, que después puedes usar durante el proceso de solicitud de trabajo. Haz resaltar tus habilidades y logros en tu curriculum o portafolio que le des a tu futuro empleador.

Tu Estado

  • Si calificas, envía una reclamación de seguros por desempleo a tu estado. Puedes visitar el web del Departamento del Trabajo de los EEUU para más información, o llama al Departamento del Trabajo al 877-US2-JOBS para localizar tu agencia local de seguros para el desempleo.
  • Dentro de 45 días después de tu último día, tu empleador anterior debe mandarte una solicitud para cobertura de salud de la Ley Omnibus Consolidada de Reconciliación Presupuestaria (COBRA) que te da acceso al plan de seguros de grupo de tu empleador anterior después de que sales de la compañía. Dependiendo de tu situación específica, (puedes tener entre 30 y 60 días para elegir cobertura COBRA) y puedes ser elegible por hasta 36 meses de cobertura continua. Sin embargo, es posible que la cobertura COBRA sea más cara que tu cobertura de grupo anterior ya que por lo general los empleadores pagan parte de la cobertura de sus empleados.

Tu Presupuesto

  • Re-evalúa tu presupuesto para determinar si puedes reducir tus gastos. Trata de identificar gastos mensuales recurrentes que en realidad no necesitas, de forma que puedas mantener un estilo de vida sustentable mientras buscas trabajo. El objetivo es tratar de evitar tener que recurrir a tus ahorros.
  • Resiste la tentación de sacar dinero de tu 401(k). Los retiros anticipados son reducidos por una multa del 10 por ciento por el gobierno federal y posiblemente también con otro 10 por ciento por impuestos dependiendo del estado aparte de cualquier impuesto a los ingresos que aplique por la distribución en sí.

Tu Institución Financiera

  • Reúnete con un banquero que te pueda proporcionar asistencia para planificar un presupuesto y ayudarte a crear un plan de manejo de deudas para mantener tus finanzas en orden mientras haces la transición a otro trabajo. Si tienes un préstamo personal, puedes pedir una reducción en la tasa de interés o pedir que se suspendan unos cuantos pagos mensuales por un período limitado de tiempo.
  • Si eres dueño de una casa, puedes solicitar que se modifique tu préstamo hipotecario. Quizá calificas al Programa de Desempleo Asequible para Casa (UP), que puede reducir tus pagos hipotecarios al 31 por ciento de tus ingresos o inclusive suspender los pagos por 12 meses o más.

Compartir