Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

Los eventos inesperados puede causar un daño duradero a tu seguridad financiera. Nunca se puede predecir que experiencias vas a tener en la vida, pero puede tomar unos pasos para prepararte para lo inesperado. La pérdida de tu trabajo o un pago mayor para el auto se vuelven mas manejables si has creado una red de seguridad financiera para tu protección. Hay tres áreas claves que debes considerar al planear para lo inesperado: fondos de emergencia, seguros y tu presupuesto general.

Planeando para lo Inesperado

Fondos de Emergencia
Todos sabemos lo importante que es el ahorrar, pero no es fácil saber cuanto se debería dedicar para pagar gastos inesperados. Típicamente, un fondo de emergencias consiste de lo suficiente para cubrir de tres a seis meses de gastos normales. Por supuesto, si tienes flexibilidad ahorras mas de seis meses. Así puedes cubrir aún mas pagos en caso dado. Si no tienes suficiente efectivo extra para crear este fondo por completo, ahorra lo que puedas cada mes e incluye tu fondo de emergencias en el presupuesto. Aprende más sobre fondos de emergencia.

Seguros
Cuando de cubrir gastos inesperados se trata, recuerda que no necesariamente estás solo. Con un seguro confiable, muchos de los pagos relacionados con la casa, el auto o gastos médicos se pueden cubrir parcial o completamente. Vale la pena considerar también seguros para discapacidad o de vida. El tener un seguro no va a eliminar los gastos inesperados, pero puede hacer gran diferencia si te encuentras en una situación financiera difícil. Prevé y aprende más sobre los seguros de casa, para la salud, de vida y de autos para proteger tus finanzas.

Presupuestos
Incluir ahorros para emergencias en tu presupuesto es la primera parte y la más importante en prepararte para lo inesperado. Existen, sin embargo, otros aspectos en los presupuestos que pueden contribuir a una seguridad financiera. Mantener un entendimiento total de tu presupuesto no es solo un buen habito, sino que también te ayuda en caso de alguna emergencia. Tener los detalles del presupuesto a la mano te ayuda a reconocer la diferencia entre lo que quieres y lo que en realidad necesitas, priorizar pagos y, si es necesario, ajustarlo para cubrir costos inesperados.

Compartir