Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

El dueño te puede requerir pagar un depósito de seguridad para cubrir cualquier renta no pagada o daños. Este dinero debe ser reintegrado dentro de 30 días del fin del contrato de arrendamiento. Sin embargo, el dueño puede deducir el costo de cualquier reparación necesaria, aparte del mantenimiento para arreglar al desgaste normal. Es una buena idea documentar cualquier daño existente antes de mudarte para que no tomes la responsabilidad financiera por daños que no hiciste. Cualquier cobro deducido del depósito de seguridad debe ser enumerados por separado y enviado con el resto del depósito. Si no estás de acuerdo con las deducciones o no recibes el depósito de seguridad, puedes demandar al dueño. El dueño puede pedir cualquier cantidad para el depósito de seguridad. Algunos estados requieren que el dueño te pague intereses sobre el depósito.

Depósito de Seguridad y Desalojo

Resolver Problemas
Si el dueño no está a la altura de sus responsabilidades legales o si una agencia del gobierno confirma una violación de la salud o seguridad en las premisas, tienes algunos cursos de acción disponibles. Puedes demandar al dueño por daños monetarios o para forzar al dueño a que haga las reparaciones requeridas. Manda un aviso al mismo domicilio donde mandas los cheques de la renta; el dueño está obligado a hacer las reparaciones dentro de 30 días.

Si el dueño no hace las reparaciones, no dejes de pagar la renta. Aquí hay algunos pasos que puedes tomar para que haga las reparaciones:

  • En vez de mandar por correo la renta, lleva el cheque al secretario de tribunales. El secretario de tribunales detiene el dinero hasta que haga las reparaciones. Necesitas estar al corriente con los pagos de renta.
  • Pídele al tribunal a forzar legalmente al dueño a hacer las reparaciones. Adicionalmente, el tribunal podría disminuir la renta por el período en que las reparaciones no estén terminadas.
  • Simplemente sal del apartamento. Todavía debes dar aviso de tu mudanza según el contrato de arrendamiento firmado.

Desalojo
El desalojo es el peor escenario y no el resultado deseado de tu situación de alquilar. Pero si no pagas la renta, no estás a la altura de tus responsabilidades del contrato de arrendamiento, o rechazas salir al fin del período de la arrienda, el dueño tiene el derecho de desalojarte. El dueño debe notificarte por escrito. Después de algunos días, el dueño puede presentar el aviso de desalojo al tribunal. Si el dueño gana la demanda y todavía no desocupas, el dueño puede pedirle a un agente de la ley local que te retire del apartamento. Considera la posibilidad de consultar a un asesor legal profesional para que te aconseje acerca de las leyes con respecto al desalojo en tu estado.

Compartir