Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

¿Quieres ir a la universidad o algún día comprar un auto?

Puedes alcanzar tus objetivos a largo plazo pidiendo dinero prestado y pagándolo más tarde.

Es posible que hayas pedido dinero prestado de un amigo para un snack después de las clases, o de tus papás para ver un partido de béisbol, pero en el futuro es posible que necesites pedir prestado mucho más. El costo para ir a la universidad o comprar un auto normalmente es más de lo que tienes ahorrado en el banco. Afortunadamente, la inversión en tu futuro o la compra de algo bien caro todavía es posible con un préstamo. Cuando pides un préstamo del banco, no es dinero gratis – lo tienes que pagar, más los intereses. Eso significa que tienes que pagar todo el dinero que pediste prestado más un poco extra por el servicio.

Es hora de pagar

En un momento u otro, todos pedimos dinero prestado. Si formas un plan para pagar el dinero prestado a tiempo, y te mantienes dentro de tu presupuesto, tu deuda no va a estar fuera de control.

¿Has visto anuncios en donde hablan de acuerdos de financiamiento? ¡Dentro de unos años podrías estar manejando! Quizá no puedas comprar un auto hoy, pero para este ejercicio, vamos a ver como funciona un préstamo de auto. En general, un préstamo de auto dura cinco años con la tasa de interés a 4%. Si eres menor de 18 años de edad y quieres sacar un préstamo de auto, necesitas que tu padre o guardián sea tu aval.

Préstamo de Auto
La cantidad total prestada $5,000
Tasa de interés 4%
Duración del préstamo 60 months
Pago mensual $92
El costo total del préstamo más el interés $5,524.96
¿Cómo se ve eso en la vida real? Usa la calculadora abajo para saber.
¿Para qué necesitarías pedir dinero prestado en el futuro?
a car

Un AUTO

a house

Una Casa

college

Universidad

a business

Un NEGOCIO

fun fact

¿Sabías?

Si pagas tus préstamos estudiantiles tarde, vas a pagar más en interés y cargos por pagos atrasados que si hubieras pagado todo a tiempo.

Por qué es importante el crédito

Toma el control de tu puntaje de crédito administrando tu deuda.

La cantidad de tu deuda puede impactar la facilidad con que puedes calificar para préstamos ya que tengas 18 años. Hay un reporte escrito, o un historial de crédito, que rastrea como has pagado cualquier préstamo previo, alguna deuda pendiente y otra historia financiera. Tu historial de crédito determina tu puntaje de crédito, y eso les ayuda a los prestamistas a decidir el riesgo de crédito asociado con prestarte dinero. Los puntajes de crédito van de 300 hasta 850. En general, cuanto menor sea tu puntaje de crédito, mayor será la tasa de interés que vas a tener que pagar en préstamos futuros porque se supone que hay un mayor riesgo de que no puedas pagar a tiempo.