Inicio Calculadoras Planes de Lecciones Juegos Tutor Bancario Sobre este Sitio Contáctanos In English In Chinese
Destrezas Prácticas para toda la Vida
BUSQUEDA DEL SITIO
en la Escuela en el Hogar
Recursos Para Consimidores



Con las inversiones, la clave es diversificar
Por Jason Alderman

¿Alguna vez se preguntó por qué las pequeñas tiendas familiares venden tanta variedad de productos diferentes, como paraguas y anteojos de sol, o dulces para Halloween y destornilladores? Los clientes difícilmente vayan a comprar estos artículos al mismo tiempo, ¿no es cierto?

Ese es precisamente el punto. Diversificando la oferta de productos, los vendedores reducen el riesgo de perder ventas algún día en particular, ya que la gente no suele comprar paraguas los días soleados, ni anteojos de sol cuando llueve.

El mismo principio de diversificación se aplica al mundo de las inversiones, donde se lo denomina asignación de activos. Distribuyendo sus activos entre diferentes clases de inversiones (fondos comunes de inversión, bonos, títulos del mercado, inmuebles, efectivo, etc.), si alguna de las categorías falla temporariamente, al menos estará parcialmente protegido por las otras.

Se deben tener en cuenta varios factores al decidir cómo distribuir mejor sus activos:

Tolerancia al riesgo. Se refiere a su deseo de arriesgarse a perder una parte o la totalidad de su inversión original a cambio de obtener una potencial recompensa mayor. Si bien las inversiones de mayor riesgo (como las acciones) son potencialmente más rentables a largo plazo, también están más expuestas a sufrir pérdidas a corto plazo. Pregúntese: ¿le quitará el sueño invertir en fondos que podrían perder dinero o cuyo valor fluctúe drásticamente en varios años, o puede arriesgarse a sufrir pérdidas temporarias a cambio de obtener un posible mayor retorno?

Horizonte temporal. Es el tiempo durante el cual espera invertir para una meta financiera en particular. Si todavía le faltan décadas para jubilarse, tal vez prefiera las inversiones más riesgosas y volátiles. Pero si se aproxima su retiro, o pronto deberá recurrir a los ahorros para la universidad, tal vez no desee arriesgarse a sufrir pérdidas repentinas que podrían disminuir su saldo en el corto plazo.

La diversificación dentro de las categorías de riesgo también es importante. Desde el punto de vista de la diversificación, no es prudente invertir solo en unas pocas acciones. Por eso son tan populares los fondos comunes de inversión: reúnen dinero de varios inversores y compran una gran variedad de títulos valores. Así, si a alguna de las compañías del fondo le va mal, el impacto general sobre su cuenta no se siente tanto.

Muchas personas no tienen la experiencia –ni el tiempo—para tener una cartera de inversión diversificada con la mezcla de activos adecuada. Es por eso que la mayoría de los planes 401(k) ofrecen carteras con diferentes perfiles de riesgo, desde los extremadamente conservadores (ej. letras de tesorería o fondos del mercado monetario) hasta los más agresivos (acciones de pequeñas empresas o de países en vías de desarrollo).

Generalmente, cada cartera está compuesta por diversas inversiones que, combinadas, alcanzan el nivel de riesgo adecuado. Por ejemplo, una cartera moderadamente conservadora que ofrece Schwab está compuesta por 50 por ciento de bonos con interés, 40 por ciento de acciones y 10 por ciento de equivalentes de caja. Usualmente, cuanto más agresiva sea la cartera, mayor será el porcentaje de acciones que contiene (es decir, a mayor riesgo, mayor recompensa).

Otra posibilidad son los llamados fondos de ciclo de vida o renta variable que ofrecen muchos de los planes 401(k). En estos fondos, usted elige el fondo más cercano a su fecha de retiro planeada y el administrador del plan elige la mezcla de inversión adecuada. A medida que se acerca la fecha de retiro, el fondo se va “reajustando” constantemente para ser más conservador.

Si bien es conveniente, esta opción de inversión generalizada tal vez no satisfaga sus necesidades particulares; por ejemplo, usted podría querer invertir en forma más o menos agresiva, o tal vez no le guste alguno de los fondos incluidos.

Estos pueden parecer conceptos complicados, pero la publicación de la Comisión de Títulos Valores (SEC) “Guía de Asignación de Activos, Diversificación y Reajuste para Principiantes” los explica muy bien (www.sec.gov).


Este artículo tiene por objeto brindar información general y no debe ser considerado como un de legal, un consejo impositivo o financiero. Siempre es buena idea consultar con un de legal, un asesor fiscal o financiero para obtener información específica sobre la aplicación de las cierto leyes impositivas a su caso en particular y sobre su situación financiera específica. También debería consultar con un abogado para determinar de qué manera las leyes sobre bienes raíces, el derecho testamentario y/u otras leyes aplican para su situación específica.

Jason Alderman dirige los programas de educación financiera de Visa. Para inscribirse y recibir un Boletín de Noticias Electrónico financiero personal gratuito mensualmente, vaya a www.practicalmoneyskills.com/newsletter.