Inicio Calculadoras Planes de Lecciones Juegos Tutor Bancario Sobre este Sitio Contáctanos In English In Chinese
Destrezas Prácticas para toda la Vida
BUSQUEDA DEL SITIO
en la Escuela en el Hogar
Recursos Para Consimidores



Su vida financiera después de la graduación
Por Jason Alderman

A los millones de estudiantes secundarios y universitarios recién graduados (y a sus padres, que han compartido sus éxitos y fracasos): felicitaciones por lo logrado. Una vez pasados los festejos, seguramente estarán ansiosos por embarcarse en el próximo capítulo de sus vidas, ya sea conseguir trabajo, prepararse para la universidad, enrolarse en la milicia o prestar servicios comunitarios.

Pero, antes de lanzarse a la aventura, permítame compartir algunas lecciones financieras que aprendí a los golpes cuando estaba arrancando. Podrían ahorrarle mucho dinero a la larga y ayudarlo a acercarse a sus metas, ya sea comprar una casa, formar una familia o incluso jubilarse antes, por lejano que suene.

Primero, haga de cuenta que todavía es un estudiante. Cuando consiga su primer trabajo de jornada completa, no podrá resistirse a la tentación de gastar el dinero en ropa nueva, un mejor departamento y un auto de esta década después de haber estado comiendo sopa de fideos por cuatro años. Pero, a menos que haya tenido una beca generosa o una tía rica, probablemente ya tendrá la obligación de pagar miles de dólares del préstamo universitario.

(Nota para los que recién empiezan: Sean precavidos al tomar un préstamo universitario. La Agencia de Protección Financiera del Consumidor –CFPB- tiene una guía para tomar decisiones informadas sobre cómo pagar la universidad en www.consumerfinance.gov/students.)

Después de haberle restado el valor del alquiler, la cuota del automóvil, los seguros de inquilino y del auto, los cargos de la tarjeta de crédito, el saldo del préstamo universitario y otras facturas mensuales (sin mencionar los impuestos como el impuesto del Seguro Social, que subió un 2 por ciento este año), probablemente no le quede tanto sueldo como quisiera, especialmente si está tratando de ahorrar para alguna de esas metas importantes de su vida.

Aquí es donde los presupuestos pueden ser de gran ayuda. Hay muchas herramientas gratuitas en la web para hacer presupuestos, incluyendo calculadoras interactivas, como en el sitio web patrocinado por el gobierno llamado MyMoney.gov (www.mymoney.gov), National Foundation for Credit Counseling (www.nfcc.org), Mint.com (https://www.mint.com) y Practical Money Skills for Life (www. practicalmoneyskills.com), un programa gratuito de administración financiera personal ofrecido por Visa Inc.

En segundo lugar, conozca su calificación crediticia. Mucha gente se entera demasiado tarde que una mala calificación crediticia puede arruinar su futuro financiero. Si no ha pagado alguna cuota de un préstamo, tuvo algún cheque rebotado o excedió el límite de su crédito, probablemente le cobrarán tasas de interés más altas en los préstamos o tarjetas de crédito y le ofrecerán límites de crédito más bajos (o directamente le negarán un crédito), a menos y hasta que mejore su calificación crediticia. Tal vez, hasta tenga que pagar cuotas de seguro más altas, no pueda alquilar un departamento o comprar un teléfono celular.

Para saber dónde está parado, revise sus informes crediticios en cada una de las tres agencias de crédito principales (Equifax, Experian y TransUnion) para ver si aparece alguna acción negativa y para encontrar errores o alguna posible actividad fraudulenta en sus cuentas. Puede solicitar un informe gratuito por año a cada agencia si lo hace a través de www.AnnualCreditReport.com; de lo contrario, deberá pagar un pequeño cargo.

Para más información sobre informes y calificaciones de crédito, visite el sitio “Ask CFPB” de la Agencia de Protección Financiera del Consumidor. Otro buen recurso es What´s My Score (www.whatsmyscore.org), un programa de educación financiera para jóvenes adultos dirigido por Visa, que ofrece descargar gratis un cuaderno de trabajo llamado “Money 101: A Crash Course in Better Money Management”, y otras herramientas gratuitas.

Ha hecho un gran esfuerzo por graduarse. Solo asegúrese de no sabotear sus esfuerzos comenzando su vida financiera con el pie izquierdo.


Este artículo tiene por objeto brindar información general y no debe ser considerado como un de legal, un consejo impositivo o financiero. Siempre es buena idea consultar con un de legal, un asesor fiscal o financiero para obtener información específica sobre la aplicación de las cierto leyes impositivas a su caso en particular y sobre su situación financiera específica. También debería consultar con un abogado para determinar de qué manera las leyes sobre bienes raíces, el derecho testamentario y/u otras leyes aplican para su situación específica.

Jason Alderman dirige los programas de educación financiera de Visa. Para inscribirse y recibir un Boletín de Noticias Electrónico financiero personal gratuito mensualmente, vaya a www.practicalmoneyskills.com/newsletter.