Inicio Calculadoras Planes de Lecciones Juegos Tutor Bancario Sobre este Sitio Contáctanos In English In Chinese
Destrezas Prácticas para toda la Vida
BUSQUEDA DEL SITIO
en la Escuela en el Hogar
Recursos Para Consimidores



¿Debería ser el albacea de la herencia de otra persona?
Por Jason Alderman

Una de las decisiones más importantes que deberá tomar al redactar su testamento es decidir quién será el albacea de su herencia. Aun cuando esté dejando bienes domésticos y una pequeña caja de ahorros, alguien –ya sea designado por usted o por un tribunal testamentario –debe hacerse cargo de sus asuntos.

Algunas personas consideran que asumir la responsabilidad de asegurarse de que se cumplan los deseos de su ser querido es un honor o un deber. Pero ser el albacea de una herencia puede ser oneroso y demandar mucho tiempo, aun para los que conozcan bien las cuestiones financieras o legales. En el peor de los casos, los albaceas que actúan imprudentemente o que no cumplen con sus deberes pueden ser demandados por los beneficiarios y acreedores.

Además, seguramente tendrá que lidiar con la tan temida sucesión de bienes –un proceso supervisado por el tribunal destinado a localizar y determinar el valor de los bienes de la herencia -- pagar las últimas facturas e impuestos, y distribuir lo que quede entre los herederos.

Antes de aceptar ser el albacea de una herencia, asegúrese de entender qué deberá hacer. Las principales responsabilidades suelen ser:

  • Hacer todos los trámites en nombre de los herederos, incluyendo todo lo relacionado con el testamento, los fideicomisos, las pólizas de seguro, el banco, los resúmenes de las cuentas de inversión y retiro, los certificados de nacimiento y defunción, los papeles de matrimonio, acuerdos prenupciales o divorcio, los registros del servicio militar, las escrituras inmobiliarias, los registros fiscales, etc.
  • Si la herencia es complicada o puede ser contenciosa, tal vez convenga contratar a un abogado y/o contador para que lo ayude a lidiar con el papelerío.
  • Presentar una copia certificada del testamento en el tribunal testamentario local, quien decidirá si es necesario hacer la sucesión de bienes o no.
  • Si el tribunal testamentario lo confirma como albacea, se le entregará un documento llamado “carta de designación”, que le otorga la autoridad legal para actuar en nombre de los herederos, incluso de abrir una cuenta bancaria a nombre de estos para pagar las deudas pendientes (préstamos, cuentas de servicios, facturas médicas, saldos de tarjetas de crédito, etc.)
  • Notificar a todas las partes interesadas, que pueden ser: organismos gubernamentales (Seguridad Social, Departamento de Veteranos de Guerra, Medicare, Oficina Postal, Departamento Automotor); instituciones financieras; acreedores, actuales y ex empleadores; administradores de planes de retiro; compañías de inversión; compañías de seguro; médicos y otros profesionales; propietarios o inquilinos; empresas de servicios públicos, etc.
  • Seguramente deberá enviar una copia del certificado de defunción para cerrar cuentas, reclamar beneficios del seguro, pasar la titularidad de los bienes o cuentas los herederos o a un beneficiario. Por eso, solicite varias copias a través de la casa funeraria o el departamento de salud del condado.
  • Localizar los bienes, incluyendo los bienes personales, cuentas bancarias y el contenido de las cajas de seguridad, y asegurarse de que estén protegidos hasta su venta o distribución a los herederos. Para ello, podrá tener que actualizar el seguro del hogar o del automóvil, cambiar las cerraduras, controlar las tasaciones de las propiedades que deban venderse, etc.
  • Cobrar el dinero adeudado al difunto, como sueldos pendientes, beneficios del seguro, beneficios del plan de retiro y alquileres.
  • Notificar a los herederos sobre el legado.
  • Presentar la última declaración de impuestos federal, estatal y local del difunto, así como las declaraciones fiscales federales y estatales de los herederos, si corresponde.
  • Una vez finalizada la sucesión, deberá distribuir los bienes restantes a los beneficiarios nombrados.
  • Como ser el albacea de una herencia puede demandar mucho tiempo (por lo general, meses o años), usted puede cobrarle al estado honorarios por su tiempo –por lo general, un porcentaje del valor de la herencia, como lo indique la ley del estado.

En resumen, ambas partes deben entender perfectamente qué se requiere de un albacea para asegurarse de elegir a la persona correcta. No debe darle vergüenza decir que no, si no está preparado para hacerlo y, si necesita ayuda, hay muchos profesionales que pueden asistrilo.


Este artículo tiene por objeto brindar información general y no debe ser considerado como un de legal, un consejo impositivo o financiero. Siempre es buena idea consultar con un de legal, un asesor fiscal o financiero para obtener información específica sobre la aplicación de las cierto leyes impositivas a su caso en particular y sobre su situación financiera específica. También debería consultar con un abogado para determinar de qué manera las leyes sobre bienes raíces, el derecho testamentario y/u otras leyes aplican para su situación específica.

Jason Alderman dirige los programas de educación financiera de Visa. Para inscribirse y recibir un Boletín de Noticias Electrónico financiero personal gratuito mensualmente, vaya a www.practicalmoneyskills.com/newsletter.