Inicio Calculadoras Planes de Lecciones Juegos Tutor Bancario Sobre este Sitio Contáctanos In English In Chinese
Destrezas Prácticas para toda la Vida
BUSQUEDA DEL SITIO
en la Escuela en el Hogar
Recursos Para Consimidores



¿Tiene menos ingresos? No se pierda los créditos de ahorro para el retiro
Por Jason Alderman

En 2002, el Congreso sancionó una ley para crear un crédito fiscal destinado a fomentar el ahorro para el retiro entre las personas de bajos y medianos ingresos. Este crédito, que puede ser de hasta $1.000 por año por persona ($2.000 en el caso de las parejas que presentan sus declaraciones en forma conjunta), recompensa a quienes aportan a una cuenta IRA o a un plan 401(k).

Lamentablemente, las personas que pueden beneficiarse con este crédito son también las que suelen tener menos chances de poder ahorrar para su retiro. Tampoco ayuda el hecho de que solo una cuarta parte de la gente que gana menos de $50.000 sabe que existe este crédito.

Pero, si usted puede destinar algunos dólares de su presupuesto para este fin, el crédito de ahorro para el retiro es una buena opción. Los créditos fiscales reducen el monto del impuesto a las ganancias, dólar por dólar; por eso, con esta reducción, muchas personas de bajos ingresos pueden recuperar hasta un 50 por ciento de lo que aportan a sus cuentas de retiro. Y aquellas cuyo empleador compensa una parte de sus aportes 401(k) obtienen un beneficio aún mayor.

Otro de los beneficios: Los padres o abuelos que quieran incrementar los ahorros de retiro de los hijos o nietos que tengan bajos ingresos, pueden aportar a sus cuentas IRA o planes 401(k), haciéndolos elegibles para obtener un crédito de ahorro para el retiro si es que ellos no pueden realizar sus propios aportes.

Estos son los datos más importantes sobre el crédito de ahorro para el retiro:

Es un crédito fiscal “no reembolsable”, es decir que reduce el monto del impuesto a las ganancias adeudado, dólar por dólar –aunque no genera una devolución fiscal si el crédito es superior al impuesto adeudado.

El crédito de ahorro para el retiro ayuda a compensar parte del dinero que se aporta voluntariamente a las cuentas IRA o a los planes 401(k). El monto del crédito se basa en el estado de las presentaciones fiscales, en los ingresos brutos ajustados y en el monto que se aporta a los programas de retiro aceptados. Puede ser solicitado por:

  • Matrimonios que presentan sus declaraciones fiscales en forma conjunta con ingresos brutos ajustados que no superen los $59.000.
  • Jefes de hogar con ingresos brutos ajustados de hasta $44.250.
  • Personas solteras (o que presentan declaraciones fiscales por separado) con ingresos brutos ajustados de hasta $29.500.

La tasa del crédito es del 10, 20 o 50 por ciento de los primeros $2.000 que se aportan ($4.000 para los matrimonios que presentan las declaraciones juntos), dependiendo de los ingresos brutos ajustados; cuanto más bajos sean los ingresos brutos ajustados, mayor será el porcentaje. Por ejemplo:

  • Los que presentan declaraciones fiscales por separado con ingresos brutos ajustados de hasta $17.500 reciben un crédito del 50 por ciento sobre los primeros $2.000 que aportan (es decir, un crédito de hasta $1.000); para los que tienen ingresos brutos ajustados de hasta $19.250, el crédito es del 20 por ciento ($200); y para los que tienen ingresos brutos ajustados de hasta $29.500, el crédito es del 10 por ciento ($100). Los que superan los $29.500 ya no califican para recibir el crédito.
  • Para los que presentan declaraciones fiscales conjuntas los límites del crédito son: 50 por ciento para ingresos brutos ajustados de hasta $35.500 (50% X $4.000=$2.000); 20 por ciento para ingresos brutos ajustados de hasta $38.500 ($800); y 10 por ciento para ingresos brutos ajustados de hasta $59.000 ($400).

Otros requisitos para poder acceder:

  • Hay que ser mayor de 18 años.
  • No se puede figurar como dependiente en la declaración jurada de otra persona.
  • No se pudo haber sido estudiante de jornada completa durante alguna parte de los cinco meses calendarios de 2013.
  • Se deben haber hecho aportes a un plan 401(k) al 31 de diciembre de 2013, o a una cuenta IRA al 15 de abril de 2014.

Nota importante: No se puede solicitar este crédito por medio del formulario 1040 EZ del IRS, que es el que usa la mayoría de las personas de bajos ingresos. Para solicitarlo, hay que presentar el Formulario 8880 del IRS junto con el 1040, 1040A o 1040NR. Se necesitan unos papeles más pero vale la pena.

Ahorrar dinero para el futuro nunca es fácil, especialmente cuando cuesta tanto pagar las cuentas día a día. Pero, si se las puede arreglar de alguna manera para aprovechar este crédito ahora, el día de mañana se lo agradecerá.


Este artículo tiene por objeto brindar información general y no debe ser considerado como un de legal, un consejo impositivo o financiero. Siempre es buena idea consultar con un de legal, un asesor fiscal o financiero para obtener información específica sobre la aplicación de las cierto leyes impositivas a su caso en particular y sobre su situación financiera específica. También debería consultar con un abogado para determinar de qué manera las leyes sobre bienes raíces, el derecho testamentario y/u otras leyes aplican para su situación específica.

Jason Alderman dirige los programas de educación financiera de Visa. Para inscribirse y recibir un Boletín de Noticias Electrónico financiero personal gratuito mensualmente, vaya a www.practicalmoneyskills.com/newsletter.