Inicio Calculadoras Planes de Lecciones Juegos Tutor Bancario Sobre este Sitio Contáctanos In English In Chinese
Destrezas Prácticas para toda la Vida
BUSQUEDA DEL SITIO
en la Escuela en el Hogar
Recursos Para Consimidores



No desaproveche la deducción fiscal por gastos de mudanza
Por Jason Alderman

Ya sea que se mude al otro lado de su cuidad o de su país, la mudanza es costosa. Después de haberle pagado a la empresa de mudanzas, cancelado y recontratado los servicios públicos y sumado los gastos de almacenamiento, lo más probable es que quede económicamente agotado.

Muchos no se dan cuenta de que, si se mudan para comenzar un nuevo trabajo, son transferidos en su actual trabajo o incluso regresan a los Estados Unidos para jubilarse después de haber estado trabajando afuera, sus gastos de mudanza pueden ser deducibles de impuestos. Además, los gastos de mudanza son una deducción “ordinaria”, lo que significa que reducen sus ingresos brutos ajustados y pueden ser reclamados aun sin detallar las deducciones.

Por lo general, se deben pasar dos pruebas para reclamar la deducción por gastos de mudanza:

La prueba de la distancia. La distancia entre su nuevo trabajo y su antiguo hogar debe ser por lo menos 50 millas más que la distancia que existe entre su lugar del trabajo anterior y su casa anterior. Por ejemplo, si usted solía trabajar a 10 millas de su casa, su nuevo trabajo debe quedar a más de 60 millas de su antigua casa. Si este es su primer trabajo o si ha estado desempleado, el trabajo debe estar, por lo menos, a 50 millas de su antigua casa.

La prueba del tiempo. Los empleados regulares deben trabajar jornada completa, 39 semanas como mínimo durante los 12 meses siguientes a la mudanza, aunque las semanas no necesariamente deben ser consecutivas ni para el mismo empleador. (Para los trabajadores autónomos, el plazo se extiende a 78 semanas durante los primeros 24 meses).

Si se ha mudado este año, puede reclamar la deducción en su declaración fiscal de 2013 incluso cuando no haya cumplido aún la prueba del tiempo siempre y cuando espere hacerlo el próximo año. Si luego no cumple con esta prueba, debe revertir la deducción ya sea incluyendo el monto en el ítem “otros ingresos” de su declaración fiscal de 2014, o presentando una declaración de 2013 corregida.

Los gastos de mudanza que califican para la deducción son:

  • Costo del embalaje y transporte de muebles y enseres domésticos, efectos personales, mascotas y vehículos.
  • Cargos por desconexión y/o conexión de servicios.
  • Costo del traslado suyo y de su familia al nuevo hogar. (Sin incluir las comidas).
  • Uso de su automóvil durante la mudanza.
  • Almacenamiento y seguro de sus bienes por hasta 30 días.
  • Nota: Los miembros de la familia no necesariamente deben mudarse al mismo tiempo ni por los mismos medios de transporte.

Los gastos que no califican son:

  • Los gastos relacionados con la compra o venta de la casa, incluyendo los gastos de cierre, de hipoteca, de búsqueda de casas, de mejoras edilicias o de nuevo mobiliario.
  • Las pérdidas por la venta de su antigua casa.
  • Los cargos por contratar o incumplir con un contrato de arrendamiento.
  • El costo de la licencia de conductor o las placas del automóvil en su nuevo lugar de residencia.
  • Los gastos incurridos en los viajes complementarios que realice durante el traslado a su nuevo hogar (ej. desviarse para hacer un paseo turístico).
  • Depósitos de garantía (incluyendo a los que renuncie por la mudanza).
  • Además, tampoco se puede solicitar una deducción de gastos de mudanza y una deducción de gastos comerciales por los mismos conceptos.

Consulte la Publicación 521 del IRS para saber cuáles son los gastos elegibles y otros detalles sobre la deducción por gastos de mudanza. Para solicitar la deducción, complete el Formulario 3903 del IRS y adjúntelo al Formulario 1040 de la Declaración de Ganancias. No necesita completar el Anexo A a menos que esté detallando las deducciones. (No se pueden reclamar gastos de mudanza en un Formulario 1040EZ).

Tenga en cuenta también que, si su empleador le reintegra los gastos deducibles, debe descontar ese monto de su deducción por mudanza; y los reintegros del empleador de los gastos no deducibles seguramente se considerarán como parte de su sueldo en su Formulario W-2.

Tómese unos minutos para ver si califica o no para la deducción por gastos de mudanza –podría ahorrarse unos cuantos dólares en impuestos.


Este artículo tiene por objeto brindar información general y no debe ser considerado como un de legal, un consejo impositivo o financiero. Siempre es buena idea consultar con un de legal, un asesor fiscal o financiero para obtener información específica sobre la aplicación de las cierto leyes impositivas a su caso en particular y sobre su situación financiera específica. También debería consultar con un abogado para determinar de qué manera las leyes sobre bienes raíces, el derecho testamentario y/u otras leyes aplican para su situación específica.

Jason Alderman dirige los programas de educación financiera de Visa. Para inscribirse y recibir un Boletín de Noticias Electrónico financiero personal gratuito mensualmente, vaya a www.practicalmoneyskills.com/newsletter.