Inicio Calculadoras Planes de Lecciones Juegos Tutor Bancario Sobre este Sitio Contáctanos In English In Chinese
Destrezas Prácticas para toda la Vida
BUSQUEDA DEL SITIO
en la Escuela en el Hogar
Recursos Para Consimidores



La Ley GI colabora con los costos universitarios de las familias militares
Por Jason Alderman

En vistas de la proximidad del Día de los Veteranos, es buen momento para recordarles tanto a nuestros miembros militares activos como a los veteranos los numerosos beneficios de asistencia educativa que les ofrece la Ley G.I. y otros programas gubernamentales.

Este es un resumen de algunos de los programas más utilizados:

La Ley GI Post 9/11 es más flexible y ofrece más beneficios que las leyes GI anteriores. Ofrece hasta 36 meses de ayuda para educación y vivienda a personas que hayan tenido, como mínimo, 90 días de servicio militar activo después del 11 de septiembre de 2001, o una discapacidad relacionada con su servicio después de 30 días. La persona debe haber sido dada de baja en forma honrosa.

Los estudios aprobados incluyen las carreras de pre-grado y de grado, y las carreras vocacionales/técnicas/prácticas, entre otras. Se puede acceder a los beneficios por un plazo de 15 años desde el último período de servicio activo de 90 días consecutivos como mínimo.

Este programa cubre el 100 por ciento del costo de la matrícula y cargos para los estudiantes del estado que concurran a instituciones públicas, y se pagan directamente a la institución. Para los que concurren a instituciones privadas o extranjeras, el programa paga hasta $19.198,31 por año académico (en algunos estados puede ser más).

Si usted concurre a una institución educativa privada más cara –o a una pública pero como no residente –también podrá ser elegible para acceder al Programa “Yellow Ribbon”, en el que las instituciones pagan voluntariamente los gastos de matriculación que exceden el valor de la matrícula más cara que se cobra en el estado por una carrera de pre-grado. La institución puede contribuir con hasta el 50 por ciento de dichos gastos y el Departamento de Veteranos aportará otro tanto.

La ley GI 9/11 también paga un estipendio por libros e insumos de hasta $1.000 por año y un subsidio mensual para vivienda comparable al Subsidio Básico de Vivienda para un sueldo militar de grado E-5 con dependientes, en base al código postal de la institución educativa.

Otra de las ventajas de esta nueva Ley GI es que los miembros de las fuerzas militares con seis años de servicio como mínimo pueden transferir la totalidad o parte de sus beneficios a sus cónyuges y/o hijos. Las reglas básicas son las siguientes:

  • El miembro debe aceptar cumplir con cuatro años más de servicio. (Se aplican reglas especiales si la política estándar le impide al miembro cumplir cuatro años más de servicio o si es elegible para retirarse).
  • Como el tiempo empieza a contar desde el día en que usted elige participar –y una vez que deja el servicio militar ya no puede inscribir a otros beneficiarios –lo mejor es inscribir a todos los miembros de la familia de entrada. Siempre se puede volver a atrás y modificar los porcentajes de asignación o quitar a algún beneficiario en cualquier momento hasta que se utilicen los beneficios.
  • Los cónyuges pueden comenzar a utilizar los beneficios transferidos de inmediato, pero los hijos deben esperar hasta que usted haya cumplido los 10 años de servicio.
  • Usted y su cónyuge deben usar los beneficios dentro de los 15 años de haber dejado el servicio militar; sus hijos deben usarlos antes de cumplir los 26 años de edad.

Ley Montgomery GI. Se puede seguir utilizando esta versión anterior de la Ley GI si todavía no se ha optado por la Ley GI Post 9/11. Usted es elegible si comenzó su servicio activo por primera vez después del 30 de junio de 1985, sirvió en forma continua durante tres años, ha sido dado de baja en forma honrosa y se le han descontado $100 por mes de su sueldo durante los primeros 12 meses. (Hay un plan diferente para los reservistas).

Para la mayoría de la gente, este programa es menos generoso que el que ofrece la Ley GI Post 9/11. Los beneficios suelen expirar a los 10 años de haber dejado el servicio militar y no son transferibles a los miembros de la familia; además, las matrículas y gastos educativos deben pagarse primero y se reintegran después. El sitio web del Departamento de Veteranos tiene una herramienta para comparar los beneficios de las dos Leyes GI.

Para más información sobre la Ley GI, visite el sitio web www.gibill.va.gov. En el sitio www.gibill.va.gov/benefits/other_programs/index.html se pueden encontrar otros programas de ayuda financiera para la educación ofrecidos por el Departamento de Veteranos.


Este artículo tiene por objeto brindar información general y no debe ser considerado como un de legal, un consejo impositivo o financiero. Siempre es buena idea consultar con un de legal, un asesor fiscal o financiero para obtener información específica sobre la aplicación de las cierto leyes impositivas a su caso en particular y sobre su situación financiera específica. También debería consultar con un abogado para determinar de qué manera las leyes sobre bienes raíces, el derecho testamentario y/u otras leyes aplican para su situación específica.

Jason Alderman dirige los programas de educación financiera de Visa. Para inscribirse y recibir un Boletín de Noticias Electrónico financiero personal gratuito mensualmente, vaya a www.practicalmoneyskills.com/newsletter.