Inicio Calculadoras Planes de Lecciones Juegos Tutor Bancario Sobre este Sitio Contáctanos In English In Chinese
Destrezas Prácticas para toda la Vida
BUSQUEDA DEL SITIO
en la Escuela en el Hogar
Recursos Para Consimidores



¿Se está divorciando? Proteja su información financiera y personal
Por Jason Alderman

Ya hemos visto muchas advertencias en contra de la divulgación de la información personal o financiera a extraños, pero ¿qué sucede con su pareja, o ex pareja? Un estudio reciente realizado por McAfee reveló algunos resultados inquietantes:

  • Si bien el 96 por ciento de los adultos encuestados confió a su pareja contraseñas, fotos íntimas y demás contenido personal, solo el 32 por ciento pidió a sus ex que borraran la información al terminar la relación.
  • Una de cada cinco personas dijo que ingresa a la cuenta de Facebook de su pareja por lo menos una vez al mes.
  • Un 30 por ciento admitió haber “ciber-acosado” a los/las “ex” de sus parejas en los medios sociales.

Dada la elevada tasa de divorcios y la frecuencia con la que los matrimonios terminan mal, no es descabellado pensar que un/a amante despechado/a pueda dañar gravemente su crédito y reputación. Si se está divorciando, aquí van algunas consideraciones legales, financieras y de privacidad importantes:

Si usted y su pareja están completamente de acuerdo sobre la división de los bienes y el pago de las deudas, tal vez puedan arreglarse con un kit de divorcio hogareño, aunque siempre es bueno que un abogado revise los formularios para asegurarse de que no se les haya pasado nada por alto.

Si su separación es más complicada pero relativamente amistosa, también pueden intentar un divorcio de común acuerdo, una mediación o un arbitraje:

  • Divorcio de común acuerdo. Cada parte contrata a un abogado y los cuatro firman un acuerdo extrajudicial. Las partes deciden el acuerdo en lugar de tener que cumplir con la decisión de un juez.
  • Mediación. Las partes tienen sus abogados pero contratan a un tercero mediador para dirimir las diferencias sobre cuestiones críticas. Los mediadores no tienen autoridad legal para dictar sentencia.
  • Arbitraje. Es igual que la mediación, solo que el árbitro redacta y entrega un acuerdo vinculante que las partes deben cumplir.

Si la cuestión no se resuelve fuera de los tribunales, prepárese para pagar varios miles de dólares entre honorarios de abogados y costas judiciales. Pida referencias de abogados especialistas en divorcios.

También le convendrá pedir asesoramiento a un planificador financiero profesional para saber cómo dividir los bienes de manera equitativa y cómo calcular la manutención de los hijos, para asegurarse de tener los seguros correctos y para que le explique las implicancias de los planes del Seguro Social y de retiro.

Para proteger su situación crediticia, cierre las cuentas bancarias y tarjetas de crédito conjuntas y abra cuentas nuevas a su nombre; de lo contrario, si su ex tiene problemas económicos o quiere vengarse, podría acumular deudas en su nombre y arruinar su crédito. Si su ex se queda con la casa o el auto, asegúrese de retiren su nombre del préstamo para no tener ninguna responsabilidad si él o ella no lo paga.

Asegúrese de que todas las cuentas cerradas estén saldadas, aun cuando tenga que transferir saldos a sus cuentas nuevas y pagarlos de su bolsillo. Esto es porque los pagos tardíos o no realizados por cualquiera de las partes de una cuenta conjunta –abierta o cerrada –afectan las calificaciones crediticias de ambos.

Verifique sus informes crediticios antes, durante y después del divorcio para estar al tanto de todas las deudas pendientes y asegurarse de que todas las cuentas conjuntas se hayan cerrado correctamente. Las tres agencias crediticias más importantes, Equifax, Experian y TransUnion, no siempre listan las mismas cuentas en sus informes, por eso, para estar seguro, solicite informes a las tres.

Cambie todas las contraseñas, PINs y demás información que su ex pueda usar para acceder a sus dispositivos electrónicos y sus cuentas financieras, sociales y de correo electrónico. Y no publique ni envíe por correo electrónico información maliciosa o reveladora que pueda ser perjudicial para usted en el juicio.

En resumen: Divorciarse puede ser una experiencia dolorosa. No la empeore desprotegiendo sus propios intereses financieros.


Este artículo tiene por objeto brindar información general y no debe ser considerado como un de legal, un consejo impositivo o financiero. Siempre es buena idea consultar con un de legal, un asesor fiscal o financiero para obtener información específica sobre la aplicación de las cierto leyes impositivas a su caso en particular y sobre su situación financiera específica. También debería consultar con un abogado para determinar de qué manera las leyes sobre bienes raíces, el derecho testamentario y/u otras leyes aplican para su situación específica.

Jason Alderman dirige los programas de educación financiera de Visa. Para inscribirse y recibir un Boletín de Noticias Electrónico financiero personal gratuito mensualmente, vaya a www.practicalmoneyskills.com/newsletter.