Inicio Calculadoras Planes de Lecciones Juegos Tutor Bancario Sobre este Sitio Contáctanos In English In Chinese
Destrezas Prácticas para toda la Vida
BUSQUEDA DEL SITIO
en la Escuela en el Hogar
Recursos Para Consimidores



Los pormenores de los Planes de Ahorro Universitario 529
Por Jason Alderman

Para mucha gente, los gastos más importantes de su vida son financiar su retiro, comprar una casa y pagar la educación universitaria de sus hijos –o al menos una parte. Ahorrar dinero para éstas y otras metas financieras es difícil, especialmente cuando se intenta ahorrar para todas al mismo tiempo y desde una temprana edad.

Uno de los vehículos de ahorro universitario más conocidos es el Plan de Ahorro Universitario 529. Todos los estados, y Washington, DC., ofrecen al menos una opción de plan 529, aunque la mayoría ofrece más de una. Las características principales son:

  • Se hacen aportes con dólares después de impuestos; la ganancia de la inversión se acrecienta libre de impuestos.
  • No se pagan impuestos por el dinero retirado siempre que se utilice para pagar gastos de educación superior calificados (ej. matrícula, pensión, cuotas, libros, útiles y equipos).
  • Si se retira dinero para pagar gastos no calificados, se debe pagar el impuesto a las ganancias y una penalidad del 10 por ciento sobre la parte de las ganancias de lo que se retira y, posiblemente, una penalidad estatal dependiendo de dónde uno viva.
  • Muchos estados que tienen un impuesto a las ganancias estatal ofrecen un descuento fiscal total o parcial por los aportes realizados al plan de su propio estado. Hay tres estados (Indiana, Utah y Vermont) que también ofrecen créditos fiscales por los aportes.
  • Los aportes a los planes de otros estados por lo general no son deducibles de impuestos en el estado donde uno vive, pero hay cinco estados que ofrecen beneficios fiscales por invertir en el plan de cualquier estado. (Arizona, Kansas, Maine, Missouri y Pensilvania).
  • El plan de cada estado ofrece diferentes opciones de inversión, tanto en cuanto al estilo de la inversión (basada en la edad, basada en el riesgo, con protección del capital, fondos administrados o indexados, etc.) como en cuanto al rendimiento real de la inversión.
  • Se puede elegir a quien uno quiera como beneficiario –hijos, otros parientes o amigos.
  • Si el beneficiario original decide no ir a la universidad u obtiene una beca, se puede reasignar la cuenta a otro miembro de la familia en cualquier momento.
  • Se pueden transferir los fondos a otro plan 529 o cambiar las estrategias de inversión una vez por año. Si se quiere hacer más de una transferencia de fondos dentro de un período de 12 meses, habrá que cambiar de beneficiario para evitar el pago de impuestos y penalidades. (Siempre se lo puede volver a cambiar más adelante).
  • Los aportes de hasta U$S14.000 por año, por beneficiario, están exentos del impuesto a las donaciones (U$S28.000 para los matrimonios).
  • También se puede hacer un solo aporte de hasta U$S70.000 (U$S140.000 para los matrimonios) por cada beneficiario y luego compensar el aporte en cinco años sin tener que pagar el impuesto a las donaciones, siempre y cuando no se haya hecho ninguna otra donación a ese beneficiario en esos cinco años.
  • Estos planes son tratados como un activo del titular de la cuenta (no del estudiante) cuando se calcula el aporte familiar previsto para los costos universitarios, por lo que tienen un impacto comparativamente bajo en la elegibilidad para obtener ayuda financiera.

La mayoría de los expertos financieros recomiendan analizar primero los planes del propio estado para ver qué ventajas fiscales ofrecen a los residentes, si es que ofrecen. Estas ventajas podrían ser lo suficientemente significativas como para compensar las menores comisiones o el mejor rendimiento de los fondos que ofrecen los planes de otros estados.

Examine detenidamente la estructura de comisiones, que suele incluir la comisión por apertura de cuenta, mantenimiento anual, costos administrativos y, lo más importante, la comisión de venta si se compra a través de una agencia de corretaje –que puede ser de hasta el 5.75 por ciento de su aporte. Comprar el plan en forma directa evita la comisión de venta pero usted tendrá que investigar cuál es la mejor opción para sus necesidades.

Por último, analice el rendimiento de los fondos tanto en el momento en que se inscribe como periódicamente. Morningstar (www.morningstar.com), College Savings Plans Network (www.collegesavings.org) y FinAid (www.finaid.org) tienen herramientas comparativas muy útiles.

En resumen: Cuánto antes pueda comenzar a ahorrar para la universidad, menos tendrán sus hijos que depender de préstamos costosos.


Este artículo tiene por objeto brindar información general y no debe ser considerado como un de legal, un consejo impositivo o financiero. Siempre es buena idea consultar con un de legal, un asesor fiscal o financiero para obtener información específica sobre la aplicación de las cierto leyes impositivas a su caso en particular y sobre su situación financiera específica. También debería consultar con un abogado para determinar de qué manera las leyes sobre bienes raíces, el derecho testamentario y/u otras leyes aplican para su situación específica.

Jason Alderman dirige los programas de educación financiera de Visa. Para inscribirse y recibir un Boletín de Noticias Electrónico financiero personal gratuito mensualmente, vaya a www.practicalmoneyskills.com/newsletter.