facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Recursos para el Coronavirus (COVID-19)

Encuentra recursos relacionados con la salud, la seguridad, la educación y la banca para proteger tu salud y tus finanzas.

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

August 28, 2009

Una pequeña perspectiva esperanzadora de la reciente caída económica es que la gente ha comenzado a ahorrar de nuevo. Por décadas, las tasas de ahorros personales rondaba sobre el 10 por ciento después de impuestos sobre la renta, pero a partir de finales de 1980, las tasas disminuyeron sostenidamente.

Como la bolsa de valores aumentó, y de igual forma el valor de las casas y los saldos del 401(k), muchas personas sintieron que eran más ricas, por lo menos en papel, y la lección aprendida durante la Gran Depresión sobre el ahorro para los tiempos difíciles se desvaneció en la memoria.

Pero ahora, como suele ocurrir durante las recesiones severas, la tasa promedio de ahorros ha comenzado a elevarse de nuevo. ¿Por qué este cambio total? Expertos financieros citan muchas razones:

  • Las personas temen perder sus empleos y quieren una seguridad financiera neta.
  • Aquellos que están cerca de la jubilación necesitan aumentar su patrimonio neto reducido drásticamente por la caída en picada del precio de las casas, así como de las cuentas de retiro.
  • Los precios por artículos muy caros como gastos médicos, universidad y jubilación han sobrepasado la tasa de inflación.
  • Muchos temen que el futuro financiamiento para prestaciones proporcionadas por el gobierno como el Seguro Social y Medicare (programa estatal de asistencia sanitaria a personas mayores de 65 años) están en peligro.
  • Los estándares de los préstamos se han vuelto más severos, así que calificar para obtener un préstamo y crédito es más difícil.

Aunque el aumento de los ahorros en tiempos difíciles parecería ser mucho más difícil que durante tiempos prósperos, muchas personas claramente han descubierto cómo. Aquí hay algunas estrategias para comenzar sus ahorros:

  • Lleve registro de sus gastos. Anote cada centavo que gaste durante un mes en comida, gasolina, ropa, entretenimiento, todo. Revise la lista y usted vea con qué podría vivir sin tenerlo o por lo menos reducirlo. Por ejemplo, llevar comida preparada en casa una vez a la semana le ahorrara el 20 por ciento en su presupuesto de comida, cientos de dólares al año.
  • Vaya por las mejores tasas. Compare las tasas de interés de cuentas de cheques y de ahorros en www.bankrate.com/checking.aspx. También the Credit Union National Association (Asociación de Unión Nacional de Crédito), le puede ayudar a encontrar uniones de crédito al que usted puede unirse si cumple con los requisitos. (www.creditunion.coop/cu_locator).
  • Reduzca cuotas. Cuotas por tarjetas bancarias o de crédito por sobregiros y retrasos en los pagos puede rápidamente erosionar las ganancias por intereses, por lo que haga un monitoreo cuidadoso de sus saldos y de la actividad de su cuenta. El que le reboten un cheque menos al mes puede significar cientos de dólares al año.
  • Pague de contado su deuda. Ganar 2 por ciento en ahorros es rápidamente contrarrestado por el pago de intereses sobre los saldos de las tarjetas de crédito transferidos al periodo siguiente, por lo que trate siempre de pagar más de la cantidad mínima que se deba.
  • Revise las políticas de seguro. Vaya por las mejores tasas de seguro de auto y de propietario de vivienda; usted siempre puede pedir a su proveedor actual que le encuentre mejores tasas encontradas en otros lugares. Y considere el aumentar los deducibles, lo cual le puede ahorrar cientos de dólares.
  • Evite la "terapia de compras". Antes de ir al centro comercial, vea su propio armario para encontrar vestimentas "tengo que tener" colgadas todavía en sus ganchos originales. Asimismo, revise su despensa para encontrar productos duplicados.
  • Ahorre energía. Visite www.energystar.gov para consejos de cómo reducir el consumo de energía en el hogar y aprenda sobre descuentos importantes y créditos fiscales.
  • Conduzca su automóvil por un par de años más. Usted ahorrara miles de dólares en la depreciación y reducirá la anualidad de su seguro.

Para estrategias adicionales de ahorro, así como de enlaces a otros sitios útiles, visite America Saves (America Ahorra) (www.americasaves.org). Otro buen recurso es Practical Money Skills for Life (Habilidades Prácticas Monetarias para la Vida), programa de administración de finanzas personales sin costo de Visa Inc. (www.practicalmoneyskills.com), en donde usted encontrará cuna guía completa de ahorro, como elaborar un presupuesto y mucho más.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir