facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Recursos para el Coronavirus (COVID-19)

Encuentra recursos relacionados con la salud, la seguridad, la educación y la banca para proteger tu salud y tus finanzas.

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

July 31, 2009

Al igual que muchas personas, recientemente tuve un encuentro desagradable con una agencia de cobranza.

Alguien había robado mi número de tarjeta de crédito y lo utilizó para pagar una estancia en un hotel. Gracias a la política de cero responsabilidad de mi tarjeta, los cargos fueron rápidamente revocados y no tuve que pagar nada. Pero yo sin saberlo, el ladrón tenía una reservación adicional, así que a mi tarjeta cancelada, le fue cargada posteriormente con una cuota por no presentarse.

Larga historia corta: Después de tratar de cobrar los $350 facturados por no existir una dirección correspondiente al ladrón, el hotel turnó la reclamación a una agencia de cobranza. Afortunadamente, pude resolver la confusión y pude eliminar el cobro no pagado, de mi reporte de crédito.

Sin embargo, no todos son tan afortunados. Aunque la gran mayoría de las agencias de cobranza operan honorablemente, la Comisión Federal de Comercio recibe decenas de miles de quejas cada año sobre cobradores agresivos que sobrepasan sus límites legales.

He aquí algunas precauciones que usted puede tomar:

Primeramente, reconozca que usted es responsable de liquidar las deudas en las que usted ha incurrido legítimamente. Sin embargo, si usted se da cuenta de que puede tener dificultades para pagar las cuentas, contacte proactivamente al prestamista para diseñar un plan de pagos. No espere que ellos lo contacten y no ignore sus llamadas o correspondencia; eso podría dañar la evaluación de su crédito.

Usted tiene ciertos derechos cuando trate con agencias de cobranza. Por ejemplo, bajo la Ley de Prácticas Justas de Cobranza (Fair Debt Collection Practices Act), no lo pueden acosar mediante:

  • Uso de lenguaje ofensivo o amenaza de arresto.
  • Llamar antes de las 8:00 am o después de las 9:00 pm.
  • Llamarle al trabajo aún si usted les advirtió que su empleador lo desaprueba.
  • Llamar a otras personas (excepto para verificación en donde vive y trabaja).
  • Divulgar a otros que usted debe dinero.

Una vez que el cobrador lo contacte:

  • Pregunte el nombre de la persona que le llama, la agencia de la que le llaman, su domicilio y número telefónico.
  • Tome notas detalladas de todas las conversaciones, correspondencia y llamadas pre grabadas, registrando nombres, fechas y horarios.
  • Usted puede solicitar que todo contacto posterior pueda ser manejado por correo. Envíe esta solicitud y toda la correspondencia posterior por correo certificado, solicitando acuse de recibo.
  • Solicite que a todas las conversaciones se les de seguimiento por escrito.
  • Documente cualquier declaración falsa, errónea o de acosamiento, e inclúyalas en su correspondencia.
  • Pida todos los detalles sobre cualquier deuda que el cobrador reclame que usted debe, incluyendo fechas, cantidades y nombre del prestamista, etc.
  • De instrucciones de que usted es la única persona que estará en contacto, a menos de que usted desee que un abogado éste involucrado.
  • Conserve todos los registros indefinidamente en caso de futuras disputas.
  • Haga que todos los términos de los planes acordados sean verificados por escrito incluyendo promesas para eliminar o ajustar los reportes a su historial crediticio.

Si usted considera que ha sido blanco de un error, infórmeselo a la agencia de cobranza por escrito, dígales que tienen a la persona equivocada y solicite que dejen de llamarle. Si ellos no pueden probarlo, por ley, deben desistir de sus esfuerzos de cobranza.

Y por último, no pague las cuentas que usted no debe para hacer que el cobrador se desvanezca; eso es considerado como aceptación de que usted es responsable.

Las "Prácticas de Cobranza: Cuando las Tácticas Rudas Van Demasiado Lejos" de Los Derechos de Privacidad de la Cámara de Compensación, ofrece grandes consejos para navegar en el proceso de cobranza, incluyendo sus derechos de privacidad, cartas de muestras y a dónde acudir por ayuda (www.privacyrights.org/fs/fs27-debtcoll.htm).

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir