facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Recursos para el Coronavirus (COVID-19)

Encuentra recursos relacionados con la salud, la seguridad, la educación y la banca para proteger tu salud y tus finanzas.

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

May 29, 2009

Las personas a menudo dicen que las madres tienen el trabajo más duro del mundo y no lo cuestionaría. Pero ser padre puede ser el segundo trabajo más duro del mundo Y ser papá por primera vez es un desafío para todos los hombres.

Dejando de lado los rigores físicos y emocionales de la paternidad, las implicaciones financieras de tener un hijo son asombrosas.

De acuerdo con el USDA, el costo promedio para que una familia de ingresos medios críe un niño hasta la edad 18 años es más de $200.000; e incluso este no incluye la universidad. Entonces, no es de extrañar que casi 40 por ciento de los norteamericanos encuestados por Visa Inc. dijeron que no estaban preparados financieramente para el nacimiento de su primer hijo.

De papá a papá, déjeme compartir algunas estrategias de planificación financieras que pueden ayudar a planear un futuro financiero fuerte para su familia:

Asegúrese. Aunque los adultos jóvenes y solteros a menudo están subasegurados, si su familia depende de su entrada, deben estar preparados para los eventos inesperados de la vida. Compre una cobertura adecuada para:

  • Seguro médico. Si no piensa que los niños son costosos, comience a sumar los costes para los exámenes prenatales, parto, vacunaciones, chequeos, brazos rotos, medicaciones, visitas al dentista, aparatos, y la lista continúa. Al comparar los planes médicos, focalice en asuntos como primas mensuales, copagos, deducibles y montos de recetas, cargos dentro y fuera de la red, y los límites y las exclusiones de la cobertura.
  • Seguro para propietario de vivienda/inquilino. No permita que un robo, incendio, plomería defectuosa u otras catástrofes dejen a su familia sin posesiones o un lugar para vivir. Considere elegir un deducible más alto para bajar su prima, y opte por la cobertura de "costo de reemplazo", que substituirá los artículos al dólar actual.
  • Seguro de vida. Según el tamaño y las edades de su familia, probablemente quiera una cobertura que valga al menos cinco a 10 veces su paga anual; más, si desea cubrir los costos de la universidad. Y no se olvide de asegurar a su cónyuge para que también esté protegido.
  • Seguro por invalidez. Casi un tercio de nosotros sufrirá discapacidades graves entre las edades 35 y 65. Con todo, mucha gente renuncia al seguro por invalidez a largo plazo, potencialmente dejándolas sin una renta después de un accidente o de una enfermedad grave. Para obtener más información sobre las implicaciones financieras de la incapacidad y de otros eventos de la vida inesperados, visite el sitio gratuito de gerencia financiera personal de Visa, Destrezas Prácticas para el Manejo de Dinero de por Vida (www.practicalmoneyskills.com/unexpected).

Comience a ahorrar ya mismo. Es irónico: cuando es joven y está menos a su alcance, es cuando puede hacer el impacto más duradero en su futuro financiero. Cuanto antes comience a ahorrar y "ajustar" o reinvertir el interés ganado, más rápido crecerán sus ahorros. Eso es verdad si está ahorrando para comprar una casa, pagar su jubilación o enviar a sus hijos a la universidad.

Un consejo: Si su patrón ofrece contribuciones de contrapartida 401(k), contribuya por lo menos lo suficiente para aprovechar completamente la contrapartida: una contrapartida de 50 por ciento es lo mismo que ganar un 50 por ciento de interés en ahorros.

Y finalmente, gaste de manera responsable. Si compra cosas que realmente no necesita o no están a su alcance, el único resultado será que tendrá que trabajar más horas para pagarlas. Ése es tiempo irrecuperable que podría haber pasado viendo a sus hijos crecer.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir