facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Recursos para el Coronavirus (COVID-19)

Encuentra recursos relacionados con la salud, la seguridad, la educación y la banca para proteger tu salud y tus finanzas.

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

May 15, 2009

Una de las primeras cosas que muchas personas recortan de su presupuesto durante las recesiones económicas son las vacaciones. Esto es desafortunado porque en los tiempos de más estrés es cuando más necesitamos recargar nuestras baterías. No obstante, el tomar deuda adicional para financiar unas vacaciones es en sí estresante.

Con las vacaciones de verano a la vuelta de la esquina, aquí hay algunos consejos para tomar un bien merecido descanso que no costará mucho dinero:

Vacaciones en casa. El encarecimiento de la gasolina y de los boletos de avión popularizaron las "vacaciones en casa", donde las personas vacacionen cerca de casa y exploran sus propios patios traseros (a veces literalmente). Unas cuantas ideas:

  • Si le relaja la jardinería, dedique tiempo a embellecer su jardín. Si odia hacer esto, gaste en un jardinero.
  • Use el dinero que se ahorra por no viajar en contratar a un empleado doméstico después de sus vacaciones en casa, así no tendrá que pensar en la limpieza.
  • Conviértase en un turista local. Investigue qué recomiendan los sitios de viaje en línea y la Cámara de Comercio como actividades para los paseantes. Muchos negocios proporcionan descuentos a los residentes locales para animarlos a que vuelvan a visitarlos.
  • Para gastar menos, visite un centro turístico local y aproveche sus amenidades. La mayoría de ellos ofrece días gratis cuando las tarifas son más bajas.
  • Disfrute de hacer compras y diligencias libre de la muchedumbre mientras todos están en el trabajo.

Descubra los costos escondidos de las vacaciones. Si viaja, asegúrese de presupuestar más allá de la tarifa aérea normal, hotel, renta de carro y gastos de alimentación. Considere aspectos como los sobrecargos por el peso extra del equipaje, impuestos de ventas y hotel, niñeras, propinas, taxis, pasajes de tren y tránsito, costos de admisión a eventos y cargos por ordenar boletos, maletas nuevas, renta de equipo deportivo y requerimientos de ropa o accesorios especiales.

¿No tiene presupuesto para vacaciones? El sitio gratuito de administración de finanzas personales de Visa, "Money Skills for Life" (www.practicalmoneyskills.com/travel), le presenta un centro presupuestario para viajes de verano lleno de herramientas para ayudarle a crear un presupuesto para sus vacaciones, incluyendo una calculadora basada en la red que le sugiere varias opciones de viaje y después calcula los resultados automáticamente.

Revise los precios dos veces. Puede encontrar buenos precios en los boletos de avión, hoteles y renta de autos por comparación de ofertas en línea. Pero tenga conciencia: antes de hacer clic en "confirmar" para finalizar su compra, asegúrese que el precio inicial corresponda con la cotización inicial. He visto tarifas que brincan $50 o más en minutos o el asiento que pensé que estaba reservando ya no estaba disponible repentinamente.

Intente regatear. Con tantas personas recortando las vacaciones, muchos hoteles, líneas aéreas, restaurantes y otros negocios orientados al turismo se están lastimando. No tema pedir incentivos como una noche extra de hospedaje, estacionamiento gratuito o servicio de transportación, vales de alimento o descuentos en tratamientos de spa. Lo peor que puede pasar es simplemente que le digan que no o quizá le ofrezcan algún otro privilegio. Y siempre pida los descuentos para miembros si pertenece a organizaciones como AAA o AARP (un 10 ó 15% aquí y allá pueden sumar).

Sea flexible. A menos que esté atado al calendario escolar de sus hijos, trate de evitar la temporada alta y las rutas pico. Si vuela a media semana o desde aeropuertos más lejanos le pueden ahorrar mucho dinero. Y con tantos vuelos sobrevendidos, las líneas aéreas ofrecen con frecuencia recompensas en efectivo o boletos gratis a aquellos dispuestos a pasarse a un vuelo más tarde. Sólo asegúrese de no perder ningún depósito hecho en su destino.

No se prive de sus vacaciones, se las ha ganado. Sólo sea precavido sobre cómo se pueden sumar los gastos.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir