facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Recursos para el Coronavirus (COVID-19)

Encuentra recursos relacionados con la salud, la seguridad, la educación y la banca para proteger tu salud y tus finanzas.

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

August 14, 2009

En esta economía desafiante, muchas personas han restringido gastos opcionales como vacaciones, entretenimiento y excursiones de compra. Desafortunadamente, muchas personas, aún aquellos con seguro médico, también están recortando servicios de salud que ya no pueden pagar, incluyendo cuidado preventivo, revisiones médicas y medicamentos para condiciones crónicas.

Este ajuste presupuestario de corto plazo podría tener consecuencias desastrosas a largo plazo, ya que condiciones de fácil tratamiento o prevenibles se transforman en enfermedades mucho más serias y costosas.

Mientras nuestro gobierno lucha para resolver la crisis nacional de salud, he aquí algunas sugerencias para estirar su dinero en asistencia médica y garantizar que su familia reciba la atención adecuada:

Utilice su plan sensatamente. La mayoría las aseguradoras en salud ofrecen materiales educativos sobre cuidado preventivo como el dejar de fumar, perder peso y el manejo de una enfermedad crónica (como diabetes y colesterol alto). Muchos inclusive ofrecen incentivos económicos para completar los programas de tratamiento, obtención de inmunizaciones y uso de medicamentos genéricos, ya que estas prácticas ahorran dinero a largo plazo.

Revise el sitio web de su proveedor para más detalles, o visite el sitio "Prevention" ("Prevención") de HHS (Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU.) (www.hhs.gov/safety), para información y enlaces de web en temas como buen estado físico, nutrición, modificaciones de conducta riesgosa y mucho más.

Exploraciones médicas sin costo. Muchas farmacias, clínicas y organizaciones de salud como National Kidney Foundation (Fundación Nacional del Riñón) (www.kidney.org) y the American Academy of Dermatology (Academia Americana de Dermatología) (www.add.org) ofrecen exploraciones sin costo para enfermedades como padecimientos del riñón, cáncer de piel, diabetes y enfermedades del corazón. Busque "free screenings" ("exploraciones sin costo") en www.hhs.gov/programs/prevention-and-wellness/index.html para exploraciones cerca de usted.

Negocie con proveedores. Antes de ir sin el cuidado necesario, hable con su doctor, dentista u hospital sobre sus dificultades financieras y vea si ellos trabajarán con usted para reducir las cuotas o permitirle pagos parciales. También le pueden sugerir tratamientos alternativos o ponerlo en contacto con programas que le ayudarán a pagar por la atención médica.

Por ejemplo, la mayoría de empresas farmacéuticas ofrecen programas de asistencia a pacientes (PAPs) que brindan acceso a medicamentos a personas sin seguro y de bajos ingresos que de otra forma no podría ser posible. Pregunte a su doctor, farmacéutico o clínica de cómo proceder, o visite a Partnership for Prescription Assistance (Asociación para Asistencia en la Prescripción (www.pparx.org), que tiene información sobre la inscripción en más de 475 PAPs públicos y privados, que incluyen enlaces a programas de Medicaid (programa de asistencia sanitaria a personas sin recursos).

¿Se quedó sin trabajo? Solicite COBRA. En el marco del plan de estímulos económicos 2009, el gobierno pagará el 65 por ciento del costo de la cobertura de COBRA por un periodo de hasta nueve meses para empleados que fueron despedidos entre el 01 de septiembre del 2008 y el 31 de diciembre de 2009. Por supuesto que la cobertura todavía sigue siendo costosa, pero mucho menos que si usted no estuviera asegurado y hubiera contraído una enfermedad o hubiera tenido un accidente serio.

Utilice los recursos públicos. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. (HHS), ayuda a financiar a más de 7,000 centros de salud comunitaria al servicio de millones de estadounidenses sin seguro o con seguro insuficiente. Los pacientes pagan en base a lo que ellos pueden desembolsar por servicios como revisiones médicas de rutina, atención por maternidad, inmunizaciones, prescripción de medicamentes, y cuidado dental, salud mental y por abuso de sustancias.

Para mayor información sobre este programa y localización del centro de apoyo HHS más cercano, visite http://bphc.hrsa.gov. Además, muchos hospitales de enseñanza universitaria y escuelas de odontología operan clínicas con una escala móvil de pagos.

Medicaid. Muchas personas no aseguradas, aún no elegibles para Medicare (programa estatal de asistencia sanitaria a personas mayores de 65 años), pueden conseguir una cobertura médica a través de programas de Medicaid administradas por el estado. Para mayor información visite www.medicaid.gov.

No permita que las preocupaciones económicas le ocasionen ignorar las necesidades de salud de su familia. Los recursos están disponibles; sólo tiene que salir a buscarlos.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir